Artistas de Jaén
 
ANDRÉS ORIHUELA MINGORANCE
Nace en Jaén en 1962 y muere en 1989
a temprana edad y dejándo a sus compañeros
y amigos con gran desasosiego Su originalidad
y arte prometía una gran carrera artística.
Sirva este espacio a modo de homenaje particular
de un buen compañero y mejor artista.
+ Contacto: no disponible
         
Portada Artistas / Jaén Artistas de Jaén Andrés Orihuela Mingorance
Gracias por su visita / Thanks for your visit
 




Si quieres promocionar
este Portal incluye un enlace
y este logo a tu sitio:



Manda un artículo para
este portal.
Es muy importante tu colaboración con los contenidos de este portal.

Suscríbete al boletín de actualizaciones.

ANILLO WEB
Este anillo tematico de
pintura esta administrado
por esta web, Únete:
[Anterior] [Lista] [Siguiente]

Abastodenoticias.com, Titulares de noticias
de Jaén



Incorporado a la galería
en diciembre de 2007
revisada en abril de 2011

IMPORTANTE:
Pulsar en imágenes
para verlas ampliadas
"SÁBANA GUS"
200 x 125 cm.
Óleo s/ lienzo
1985

"MANO"

Óleo s/ lienzo
1985
2/4"
70 x 40 cm.
Óleo s/ lienzo
1985
"ESQUIZO"
60 x 45 cm.
Óleo s/ lienzo
1985
"AUTORRETRATO"
200 x 125 cm.
Óleo s/ lienzo
1985
"PENTA-CASA"
"SERPENTEO"
50 x 70 cm.
Óleo s/ lienzo
1983
"OBRA"
cm.
Características
Fecha

 

ANDRÉS ORIHUELA JOVEN

Currículum

Estudios realizados

1975-1980. Tres años en Dibujos Artísticos y dos en pintura en el «Plan libre de 1910» en AA.00.
1981-1985. Facultad de Bellas Artes de Sevilla, primer ciclo, y en Madrid el segundo, ya extraoficialmente. Título inconcluso.

Premios y becas

1981-1982. Beca especial de la Diputación Provincial de Sevilla con motivo de un trabajo de investigación realizado el primer año «Análisis y desarrollo de Formas».
Matrícula de honor:
1982. Primer premio «Pintura Joven». Ministerio de Cultura (Jaén).
1984. Primer premio «Pintura aire libre», Ayuntamiento de Jaén.
Beca de ayuda a la Investigación y Cultura de la Diputación Provincial de Jaén.

Actividades

1984. Trabajo en el taller de escultura de Constantino Unguetti como «aprendiz» en la realización de varias esculturas a tamaño natural, «Pareja de aceituneros», bronce y otras piezas más.
1979-1983. Colaboración con el grupo de teatro «Acebuche» en la preparación de los decorados de teatro. Jaén.
En fotografía, montaje de dos diaporamas: Jaén, cara y cruz y Antonio Machado en Baeza. Participación en murales colectivos y con ilustraciones en publicaciones libres y subversivas. Jaén, Sevilla y Madrid.
1985. Creación y participación del «Aula de Cultura de alumnos de BB.AA.», Sevilla. Gestación y elaboración de una revista después llamada «Figura».

Exposiciones

1968. Colectiva, dibujos infantiles «Navidad», Sala «La Económica», Jaén.
1979. Colectiva «Contra las Cárceles». Ateneo Libertario de Usera, Madrid.
1980. individual 1ª«Andrés Orihuela», en el Ateneo de Cultura Popular Acebuche, Jaén.
1981. Colectiva del «Premio Zabaleta». Quesada (Jaén).
1982. Colectiva Alumnos de Bellas Artes, Sala Facultad, Sevilla,
Colectiva «El arte en la calle». 1ª Muestra Itinerante. Diputación Provincial de Jaén.
1983. Colectiva Caliope, inauguración de la Sala. Sevilla.
Colectiva «Diversas tendencias». Sala Albanta, Sevilla.
1984, Colectiva Arte 84. V muestra de artistas noveles. Patio Facultad, Sevilla.
Individual «Maniquí». Sala Albanta, Sevilla.
Colectiva. Espacio «p». Propuesta experimental. Madrid.
1985. Colectiva «II Salón de Pintura Joven». Palacio de la Lonja, Madrid,
Colectiva. Hidria, galería varios alumnos de BB.AA. Madrid.
Invitado entre veinticuatro jóvenes pintores a la muestra Boulevrart de la ciudad de Nimes, Francia.
1986. Expo-Arte. Sevilla.
Colectiva. Muestra al aire libre. Plaza Cristo de Bargos. Ayuntamiento de Sevilla.
Colectiva. Homenaje a D. Manuel Ferrant. Sevilla.
Individual. Ensayo conceptual «Natura Morra». Sala )abalcuz, Jaén,
1987. Colectiva «Becarios de la Diputación Provincial de Jaén, cuatro pintores en la Sala del Palacio Provincial».
Colectiva. Dibujos en Bourbon. Sevilla. Colectiva. «Mano a mano». Galería Terral, málaga.

Textos

EN PRIMERA PERSONA

He nacido aquí
y punto.
Organos, Tejidos y
Madre Común, es eso,
Blasfemia hecha realidad,
mentira transformada en verdad
por el poder mágico de una palabra, disfraz del mago, ARTE
Simple capricho
de la ingenua inocencia convertida en perversa intencionalidad
en el momento que ya es «obra». Seducción del seductor seducido, tú que lo entiendes,
mi cómplice.
Blasfemia porque no hay ser que menos respete a Dios
que un artista.
Sí, fuera vendas, que
duela los ojos.
La luz del sol también !! Yo soy yo,
ese nombre es universal,
todos somos yo. Entonces, quién Dios ?
Y que el Arte, posiblemente sea una ilusión más pero transformada en realidad. Palabras en lugar de color
para crear la comunicación.
¿Yo soy yo?.

Andrés Orihuela para el catálogo de la exposición en Caja Postal de Jaén denominada "CUATRO" y de la que tuve el placer de compartir sala con él. 1998-1989

MONÓLOGO

El toro bravo que entra en la fiesta, tal y como el tiempo tiene
trazado el coso, no tiene opción a seguir vivo. Si se hace el flojo, por inteligente que sea, terminará muriendo en corrales, la humillación por estoque. Si se pica con el engaño, su nobleza y estupidez le conducirán irremisiblemente a la faena del contrario y a su ley, la del miedo que mata. Si pierde el control y trapea, intenta disimular o dice que no, la risa del de a bien recaudo será su moneda.
Sólo le queda una alternativa, conquistar su gloria, a pesar de tener que aceptar el juego, eso es ya agua pasada. El precio es ya la sangre y la moneda para la gloria, la muerte. A todo esto se le llama ser asesino, claro según los ojos que lo vean o según el cadaver. ¿Toro que piensa, o torero que reza?

ANDRÉS ORIHUELA

 

Catálogo de la exposición en la Sala Fausto Olivares de la Escuela de Arte José Nogué. Retrospectiva que se le hiciera en marzo-abril de 2003 y del que se tomó la mayor parte de la información de esta página.

Textos para esta exposición

ANDRÉS

Todo lo que había a su alrededor lo transformaba en arte, la fotografía, restos vegetales, restos de todo tipo de objetos, grandes y pequeños; hacía diapositivas, mosaicos, cuadros con los más diversos temas y motivos.
Sus diapositivas reflejaban todo lo que veía, paisajes, personas, sombras, edificios.
Formaba sus estructuras y composiciones simulando figuras, aprovechando todo tipo de materiales, pues le encantaba investigar sobre éstos.
Le asombraba la vida y la muerte; leía bastante, y le encantaban los libros de Arte.
Coleccionaba minerales y todo tipo de objetos pequeños, con los que formaba composiciones creativas.
Guardaba recuerdos de sus viajes, al campo y a la montaña, con su tienda de campaña.
Le entusiasmaban los Picos de Europa, en Asturias, y viajar con sus amis tades,
Amaba Jaén y sus calles estrechas, el casco antiguo como el barrio ¿le la )udería.
Su forma de ser paciente y observadora, incluso muy madura para su edad, le hacía ver la vida tal vez demasiado en serio. El amor, la amistad, la mentira, lo más elemental y básico que tantas veces transformamos y enmascaramos, sus principios en definitiva.
Era un alma noble y sencilla, cariñoso, amable y juguetón con los niños, con los que se siendo él uno de ellos.
Era una persona tranquila y pacífica, luchando siempre por la verdad y la razón.
Su gran personalidad, su sonrisa y su pasión por la vida, transformaban el mundo a su alrededor.

CATALINA ORIHUELA

ANDRÉS ORIHUELA CONOCIMIENTO Y RECONOCIMIENTO

Andrés Orihuela debió plantearse una existencia asociada a la propia experiencia estética, declarada en una necesidad anímica de expresarse, de abrirse al diálogo con esta sociedad terca, de comunicarse mediante el lenguaje plástico, considerando en todo momento que el cuadro, la idea que lo sustentaba, tendría como condición irrevocable el sentido, la razón de ser.
No es accidental que Orihuela, según se adentraba en el dominio de un lenguaje ágil y deslumbrante, se cuestionara, como tantos pintores modernos, que la belleza, además de variable, no es consustancial a todas las Formas de arte y que, por tanto, cada dicción pictórica podría elegir libremente un recorrido alternativo. Tal vez Fuera éste el enfoque con el que el pintor quiso mostrarnos una visión singular de la sociedad de nuestro tiempo.
La vitalidad que irradia su pintura, expresa la decidida actitud de un hombre que acabó aposentándose en un mundo íntimo y punzante; más culto también, desde donde nos brindó una consecuente lección dialéctica que ha quedado plasmada en obras que deberían conmovernos aunque sólo fuera por su rotundidad Formal e impactante cromatismo. Surgieron a la luz «historias» desentrañadas mediante iconos y colores que nos hablan de su miedo, de su extrañeza, su incertidumbre, su lamento, de sus pasiones, de su incomodo ante la intolerancia.
Contemplamos hoy parte de la obra de un pintor que tomó la decisión de irse en plena juventud, de abandonarlo todo a su pesar. Formado inicialmente en esta Escuela de Arte y después en la Facultad de BB.AA. de Sevilla, Andrés supo del elogio y del desaire, de la duda y de la certeza, pero que, justo a tiempo, optó por reemprender un discurso personal centrado en la exploración sintética de la forma y el soporte, consciente de que ambos elementos sustancian el objeto plástico. El colorido de estas obras, vibrante y bien complementado, tiene una aparente raíz informalista, dejando de manifiesto la importancia que el pintor daba al proceso creativo, al hacer primario, sin anticipaciones; sólo debería trascender la obra en sí misma, hasta convertirse en un signo viviente, palpitante, excitante.
Cada obra revelaba así las profundidades del autor, su yo antropocentrista y rotundamente existencial. Andrés Orihuela se esforzó en vida por ofrecer una obra integrada, responsable, coherente, en clara respuesta a sus juicios y principios éticos y estéticos, que llega a nosotros fresca, con el mismo impulso vital con que surgieron para la contemplación.
Su experiencia vital y su testamento estético deben añadirse al legado general del arte de esta tierra, sobrepasando manuales y nóminas al uso donde la rutina sistemática apenas nos deja entrever otra cosa que no sea el panaché de artistas autorizadamente reconocidos.
Con su forma de entender lo artístico, Andrés Orihuela cuestionó, a su manera, los cauces endémicos de un arte provinciano, heredado de la estética formalista decimonónica, situado de espaldas a la trascendencia del siglo XIX y de buena parte del XX y negado a la heterogeneidad. Ante semejante panorama, Orihuela fue uno de los jóvenes intérpretes que señalaron a la modernidad,
quizás no como fin sino como válvula de escape, provocando en todos los presentes una difícil reflexión estética en medio de un espectáculo cada vez más fragmentado y desigual.

JOSÉ MONTANÉ. Febrero 2005





Artistas de Jaén


>> Actualizada: 23-04-2011


Free counter and web stats


Páginas optimizadas para > WINDOWS: Internet Explorer 7, 8, Firefox, Safari, Google Chrome, k-Meleon> Mac OS: Firefox 3.5.7, Safari 4.0.4.
Tamaño de pantalla: 1024 x 768 píxeles

Web que contiene obras artísticas, míralas sin prisa.
Realizada desde Jaén - Andalucía - España.
Producida, diseñada y actualizada por Gaspar Cortés Zarrías:
propiedad intelectual. Copyright © .

Si desea más información contacte:
| info (arroba) gczarrias.com | Tlf. 609 46 49 43 |